Un consejo para el compostaje en tu hogar

Es importante controlar el nivel de humedad durante el proceso de compostaje. Un exceso de esta reducirá el oxígeno en tu mezcla y comenzará a generar un ligero olor que podría atraer mosquitos. Sin embargo, de darse el caso, puedes solucionarlo agregando más materiales secos (aserrín, periódico, ceniza, entre otros) y complementarlo con la aplicación de un pesticida natural.

Read More



Conociendo gente maravillosa en nuestros talleres

En nuestros talleres siempre conocemos estupendas personas y con muchas buenas vibras. En uno de ellos conocimos al pequeño León quien también aprendió a compostar con nosotros y nos dejó la mejor frase hasta ahora, “ las plantas con compost crecen como Thor y Ironman”. Todos compartimos y aprendemos un poco de cada uno de nosotros y disfrutamos del compostaje urbano. Aquí algunos comentarios del taller y fotos. ¡Que las disfruten!

Read More


COMPOST: UNA ALTERNATIVA DIFERENTE PARA NUESTROS RESIDUOS

En el Perú, cada persona produce cerca de 1 kg. de basura al día, de la cual entre el 40% y 50% corresponde a residuos orgánicos como cáscaras de huevo, restos de frutas y verduras, y bolsas de infusiones (Diario El Comercio, 2011). Al mezclarse junto al resto de desechos, estos elementos generan una descomposición anaeróbica, debido a la falta de oxígeno, lo que libera gases contaminantes para nuestro ambiente. Esto puede ser evitado compostando la materia orgánica que desechamos.

El compost es un abono orgánico generado por un proceso de descomposición aeróbica (con presencia de oxígeno) de la materia orgánica mediante vida microbiana. Es decir, nosotros nos encargamos de proporcionar las condiciones adecuadas para que las bacterias y hongos degraden los residuos.

El compost mejora la tierra porque le da una estructura apropiada a los suelos, potencia la capacidad de retención y drenaje del agua, y da nutrientes a las plantas. Puede ser usado en macetas y jardines, y sirve de abono para flores y hortalizas.

Cuatro componentes son necesarios para realizar un buen compost:

  1. Materia orgánica seca (corteza, aserrín, papel, ramas leñosas y hojas secas).
  2. Materia orgánica fresca (restos de frutas y verduras, café, bolsas de infusiones y plantas verdes recién podadas).
  3. Oxígeno.
  4. Humedad.

Además, es recomendable contar con una compostera de un material poroso. Puedes encontrarlas de tamaño mediano y grande en la página web de Lima Compost: https://limacompost.pe/que-ofrecemos/.

Lima-Compost-Alternativa-2.png

Luego de ubicarla en un espacio ventilado, se prepara un “colchón” de papel en el fondo de la compostera y se alternan capas de elementos secos y frescos, humedeciéndolos con un poco de agua.

La mezcla debe ser removida cada 3 y 5 días; finalmente, el abono estará listo en aproximadamente un mes y medio. Se podrá identificar porque no se reconocerá ningún residuo, tendrá un color marrón y poseerá un olor característico a bosque (muy agradable por cierto).

Adoptar el hábito del compostaje es una tarea sencilla, sólo hacen falta ganas de contribuir a nuestro ecosistema. Puedes conocer las experiencias de otras personas en nuestra página de Facebook: www.facebook.com/limacompost También puedes encontrar mayor detalle sobre cómo hacer compost en: https://limacompost.pe/2015/02/12/como-hacer-compost-en-casa/

Te invitamos a leer otros artículos como: ¿Sabias que el barro mejora el proceso de compostaje? y Compostaje: el inicio hacia la sustentabilidad  como un estilo de vida 

 AUTORES: VALERIA SÁENZ Y RAÚL VALENZUELA

Bibliografía

Diario El Comercio. (25 de Mayo de 2011). Cada persona produce casi un kilo de basura por día en el Perú. Obtenido de http://elcomercio.pe/ciencias/planeta/cada-persona-produce-casi-kilo-basura-dia-peru_1-noticia-762879


¿Cómo hacer compost en casa?

El compost no lo hacemos realmente nosotros, sino los microorganismos descomponedores de la materia orgánica (hongos, bacterias y actinomicetos). Nuestro único trabajo es crear el hábitat apropiado para que estas formas de vida se desarrollen, y ello se logra a partir de la observación de patrones que encontramos en el “compost” realizado por la propia naturaleza, denominado mantillo.

Lima-Compost-En-Casa-3.png

Materia orgánica, como los restos de frutas y verduras.

En los suelos de bosques y selvas, se reúnen de manera natural diversos elementos orgánicos, tales como hojas, frutos, restos de animales, estiércol, agua de lluvias, entre otros. Es ahí en dónde se regenera la vida y la fertilidad de la tierra; a través de la muerte y de la descomposición generada por miles de comunidades de microorganismos y macroorganismos. Bajo estas condiciones naturales es donde aparece el verdadero maestro del compost; y de donde surgen los patrones a emplear en el compost urbano: del ecosistema natural.

Al observar con detenimiento, nos damos cuenta que hay 4 elementos importantes que crean las condiciones apropiadas:

  1. Materia orgánica seca (carbono): Partes viejas de plantas, paja de cereales, viruta de madera, cortezas, ramas leñosas, hojas secas, aserrín, papel y cartón.
  2. Materia orgánica fresca (nitrógeno): Partes tiernas de plantas verdes recién podadas, restos de frutas, de verduras, cascaras de huevo trituradas, café, bolsas de infusiones y alimentos cocidos sin grasa.
  3. Oxigeno: La mayor parte de las bacterias son aeróbicas, es decir, necesitan la presencia de aire y oxígeno para vivir, desarrollarse y trabajar.
  4. Humedad: Sin un mínimo de humedad la mayor parte de los microorganismos no pueden desarrollarse ni estar activos. Los niveles óptimos observados se sitúan entre el 40% y el 60%.

Es la combinación de estos 4 elementos la que permite el desarrollo de la vida microbiana y finalmente recrear el proceso de descomposición natural.

Lo primero que hay que hacer es habilitar una compostera, esta puede ser de cualquier envase poroso, más de uno de preferencia, o también se puede hacer en una jaba de frutas (forrada con cartón por dentro).

Lo segundo es ubicar un espacio apropiado que cumpla con ciertas características: debe tener ventilación y, de preferencia, estar bajo la sombra para poder mantener mejor la humedad. Podría ser un jardín, balcón, techo, cochera o cualquier espacio bien ventilado dentro de casa o departamento.

Lima-Compost-Compostera-Valeria-2

Cualquier espacio que tenga ventilación puede servir. Esta es una maceta de arcilla que usamos como compostera.

Luego de tener la compostera en un espacio designado, el tercer paso es iniciar la mezcla. Siempre es bueno empezar poniendo un “colchón” de materiales secos como papel y hojas secas al fondo de la compostera. Con esto impedimos que nuestros residuos se compacten por un reducido acceso de oxígeno. Después, sobre este acolchado, se mezclan las mismas proporciones de materia orgánica fresca y material orgánica seca con un poco de agua para humedecer (entre el 40% y 60%).

Finalmente, sobre dicha mezcla se pone algún material seco como papel para mantener la humedad y evitar el exceso de “mosquitas de fruta”. El compost debe removerse cada cierto tiempo, dependiendo del volumen  que tenga, entre cada 3 a 5 días.

Lima-Compost-Vida-Compost-Kelly

Compost rico y fresco.

El compost estará listo para cosechar en alrededor de un mes y medio. Lo podrás identificar porque no se reconocerá ningún residuo, tendrá un color marrón y poseerá un olor característico del bosque (muy agradable por cierto). Si quieres aprender más sobre cómo compostar, te invitamos a descargar esta guía rápida. ¡Gracias por leer!

– – –

Facebook | Instagram | YouTube | Blog | hola@limacompost.pe | 995 456 648 (WhatsApp)

– – –

¿Quieres saber más? Dale clic abajo.


¿Por qué es necesario compostar?

En Lima se han llevado a cabo diversos proyectos para volverla una ciudad verde. Por ejemplo: “San Borja en Bici” que promueve el uso de las bicicletas como medio de transporte alternativo en una ciudad colmada de autos. Además, en el 2013 la Municipalidad Metropolitana de Lima creó la iniciativa “Adopta un Árbol” para lograr sembrar árboles con el apoyo de los vecinos.

Lima-Compost-San-Borja-Bici-1

Imagen tomada de marcoalvarezv.wordpress.com

Iniciativas como éstas deben seguirse no sólo por parte de las autoridades sino también en cada uno de nuestros hogares. Por esta razón promovemos la difusión del compostaje urbano para que personas de todas las edades puedan aportar un pequeño grano de arena y así logremos que Lima se vuelva una ciudad más ecológica. Aquí explicamos por qué es necesario compostar:

1. Mal manejo de residuos

En Lima se generan aproximadamente 7,000 toneladas diarias de residuos sólidos (Minam, 2007), los cuales van a parar a rellenos sanitarios, ríos, océanos, calles, entre otros. Muchas veces estos residuos se queman, lo cual resulta en un mayor daño ambiental por las emisiones de CO2; y sólo una pequeña parte se destina al reciclaje.

Lima-Compost-Restos-Organicos

El 50% de estos residuos son materia orgánica, es decir, se pueden compostar (Santillana, 2006). Sin embargo, cuando estos no se separan, se amontonan y comprimen –como es el caso de los rellenos sanitarios y botaderos– generando una descomposición anaeróbica (sin oxígeno). Este tipo de descomposición genera la liberación de gas metano (gas de efecto invernadero 21 veces más potente que el dióxido de carbono), lo cual resulta en más deterioro del ecosistema. Por otro lado, los alimentos están compuestos entre un 50% y 70% de agua y, durante el proceso del compostaje, el líquido se convierte en biofertilizante –rico en nutrientes, sin olor fuerte y útil para el cultivo de plantas–. Pero estos “alimentos líquidos”, mezclados con todos los tipos de basura se convierten en una sustancia viscosa con un olor muy desagradable que contamina la capa freática y pueden alcanzar las aguas subterráneas, ríos y arroyos.

2. Pérdida de vida en los suelos

Un puñado de tierra de un parque o una huerta puede parecer un componente inerte dentro de nuestro ecosistema, pero en realidad es una fuente abundante de vida. La tierra contiene millones de microorganismos que se encargan de hacer el sistema digestivo de las plantas, digiriendo para ellas los minerales que se convierten en componentes químicos orgánicos indispensables para la supervivencia de las plantas y los seres vivos en general. Adicionalmente, también son descomponedores de la materia orgánica y mejoran la textura y estructura de los suelos.

Lima-Compost-Vida-Suelos-1

Imagen tomada de gaiaysofia.com

La vida en los suelos permite la vida de las plantas y éstas a su vez permiten la vida de todos los seres que habitan sobre la faz de la tierra, absorben C02, dan oxígeno y alimento. Esto quiere decir que sin vida en los suelos, no hay vida sobre la tierra.

Al hacer compost no sólo disminuimos nuestro impacto ambiental en buena cantidad, sino también le estamos devolviendo la vida a la tierra. Toda la materia orgánica que genera ella es para retroalimentarse así que tenemos el deber de retornarla. Al no hacerlo, cortamos un ciclo natural muy importante que ha venido evolucionando y sustentando ecosistemas desde hace millones de años.

Texto escrito por Gonzalo León, Denis León y Valeria Sáenz.

Facebook | Instagram | YouTube | Blog | hola@limacompost.pe | 995 456 648 (WhatsApp)

– – –

¿Quieres saber más? Dale clic abajo.


¿Qué es el compost?

La naturaleza siempre ha creado materia orgánica para retroalimentarse; es un ciclo que viene desde el origen de la vida en la Tierra. Si observamos la selva amazónica y los bosques nos daremos cuenta que todo vive y crece sobre un suelo que ellos mismos han ido creando a lo largo del tiempo gracias a procesos de descomposición generados por microorganismos, los cuales son el origen del suelo en el que se desarrolla la vida.

La mayoría de las personas no somos conscientes de la importancia de estos procesos de degradación para la supervivencia de las plantas e incluso de otras especies, incluida la del ser humano. Actualmente la sociedad está poniendo en gran riesgo estos procesos de retroalimentación y el aumento de fertilidad en la tierra ya que la mayoría de la materia orgánica convertida en alimentos es consumida a miles de kilómetros de su lugar de origen y los restos orgánicos, tras su consumo, no logran integrarse en el ciclo vital sino que van a parar a vertederos de basura o incineradores. Esto es relevante considerando que, según zonas geográficas, estos restos suelen rondar entre el 40% y el 50% del contenido de las bolsas de basura.

Lima-Compost-Compostera-Valeria-2.png

En casa o departamento podemos compostar con una maceta de arcilla.

Una buena forma hacer frente a este problema y nuevamente restablecer este ciclo vital es compostando nuestros residuos orgánicos. El compost es un abono orgánico generado por un proceso de descomposición aeróbica –con oxígeno– de la materia orgánica mediante vida microbiana. Al igual que sucede en la tierra, en el compost se multiplican infinidad de poblaciones microbianas, dada la abundante materia orgánica y estas últimas –bacterias, actinomicetos, hongos– se encargan del 95% de la actividad descomponedora. Es decir, nosotros no hacemos el compost, solo creamos las condiciones necesarias o el hábitat en el que se desarrollan los microorganismos descomponedores, tomando los patrones observados que se encuentran en la degradación de la materia orgánica en selvas y bosques. El compost mejora la tierra: le da una textura y estructura apropiada a los suelos, potencia la capacidad de retención y drenaje del agua, y le da nutrientes a las plantas. Por lo tanto, podemos usarlo para alimentar las plantas de nuestro jardín, del vecino, del parque o de algún conocido o desconocido. Lo podemos regalar o poner en macetas. Podemos sembrar plantas medicinales, flores, hortalizas, etc.

Lima-Compost-Compost

Por medio del compostaje, tus residuos orgánicos se convierten en un abono natural.

El compostaje es una práctica que puede realizarse en cualquier casa o departamento y que trae grandes beneficios. Solo se necesita habilitar un espacio en un jardín, balcón, techo o cualquier espacio bien ventilado dentro de casa. Además, el proceso nos enseña sobre el origen de la vida y los ecosistemas, lo cual puede resultar en una experiencia muy enriquecedora para el ser humano. También nos mantiene en contacto directo con la tierra ayudándonos a entender cómo funciona.

¡El cambio está en nuestros manos y empieza desde tu hogar!

Texto escrito por Gonzalo León.

Facebook | Instagram | YouTube | Blog | hola@limacompost.pe | 995 456 648 (WhatsApp)

Bibliografía

Bueno, M. (2007). Manual para horticultores ecológicos. Navarra: La Fertilidad de la Tierra Ediciones.

– – –

¿Quieres saber más? Dale clic abajo.