Hombre y naturaleza

Los ciclos naturales no dejan nunca de estar presentes en nuestro día a día, somos parte de ellos, en cada acción que tomamos estamos interviniendo en estos procesos. Sin embargo, la humanidad no ha venido siendo consciente de ello; nos hemos desconectado de la naturaleza y como resultado dejamos de percibir las consecuencias de nuestras acciones sobre ella.

12228146_10154580248047316_416333501_o

La representación más clara de esta desconexión es la ciudad, nuestro más grande reflejo. Esa de arquitectura lineal y cuadriculada en donde un área verde es símbolo de estatus social alto y los árboles en las calles solo son un objeto más que sirve para embellecer, dar sombra y limpiar el aire, y en donde la gente está acostumbrada a andar por el cemento. Es acá donde hemos creado nuestras propias reglas indiferentes a las universales y naturales. Vivimos en “nuestro propio mundo”, una burbuja que no es coherente a los sistemas que rigen el planeta y el universo.

12287190_10154602910142316_1132302056_o

12298131_10154610709402316_550518634_o

¿Qué esta pasando con los ecosistemas que “excluimos”? Están colapsando, pero para saber por qué primero hay que entender que los ecosistemas son una red de organismos que interactúan entre sí y su medio ambiente; además, que es su biodiversidad y la calidad de sus relaciones las que permiten sostenibilidad a través del tiempo. Luego hay que pensar en ecología, la ciencia que estudia las relaciones de los seres vivos entre sí y su medio ambiente o simplemente la ciencia que estudia los ecosistemas. Habiendo comprendido estos significados nos damos cuenta que nada existe de forma aislada, sino todo interconectado y que la razón del colapso es por pérdida de biodiversidad y un quiebre en las relaciones espacio-especie.

Video: Dalai Lama hablando de la importancia de los ecosistemas

Entendamos la gran lección que nos da la naturaleza: toda la vida se a sostenido por un gran flujo imparable de interconexiones y a evolucionado no por batallas sino por una gran cooperación. Debemos entender los fundamentos de la vida: que los desperdicios de unos son los alimentos de otros, que la materia se cicla constantemente, que la energía que posibilita todos los procesos ecológicos viene del sol y que la diversidad asegura la resiliencia.

Video: La naturaleza nos habla

Debido a que la vida esta sostenida por una red de relaciones, para entender los sistemas y ecosistemas, debemos hacer un cambio de enfoque: de las partes al todo y de los objetos a las relaciones. En otras palabras pensar sistémicamente: en función a las conexiones.

Video: Comunicación entre arboles

Habiendo adquirido este nueva forma de ver y pensar, nos damos cuenta que las crisis globales ( hambrunas, sequías, inundaciones, calentamiento global, etc) no existen aisladas, sino que todas están conectadas y surgen básicamente por las interferencias en los procesos ecológicos. La crisis es sistémica y las soluciones son acciones más pequeñas y sencillas de lo que parecen.

12287488_10154610056237316_1646592165_o

Todo empieza por uno mismo, también somos un sistema: emociones, pensamientos, sensaciones físicas, etc. Todo en nosotros está conectado, ¿esas conexiones están funcionando coherentemente?. Hagámonos repetitivas veces esa pregunta porque una acción coherente viene de un ser coherente. Primero conectémonos con nosotros mismos y luego con todo lo demás y seamos esa conexión firme que va a causar una reacción en cadena con tan solo una pequeña acción coherente.

Te invitamos a leer nuestros artículos: Compostaje: el inicio hacia la sustentabilidad como un estilo de vida,  Compost: Ida y vuelta a la tierra y ¿Sabías que el barro mejora el proceso de compostaje?

Autor: Gonzalo León


Compost: Ida y vuelta a la tierra

Hay que entender cómo funcionan los procesos naturales de descomposición. La materia orgánica no se descompone por sí sola, no solo es el tiempo quien hace el trabajo. Lo hacen organismos vivos que van desde los más pequeños (microorganismos), hasta los más grandes como nosotros los humanos (mentira, también somos pequeños).

12182216_10154555134767316_44778752_n copy

La primera y mayor parte de la descomposición la hacen bacterias, hongos, algas y actinomicetos (los que dan el aroma a tierra húmeda de bosque). Luego aparecen los insectos, lombrices y vertebrados.

12188577_10154555134752316_1361482631_n

Cuando un ser vivo, o parte de este, cumple su ciclo vital; como las hojas de un árbol, un animal o incluso una célula; los microorganismos empiezan a alimentarse de aquello y descomponer la materia orgánica para transformarla en nutrientes indispensables que permiten que las plantas vivan. Esas plantas que dan oxigeno y alimento a todos los seres que habitan sobre la tierra; incluso el ser humano (no olvidemos de lo que somos parte).

12214172_10154580256247316_2009921066_o

Una vez comprendido que los sistemas naturales de los suelos permiten reiniciar constantemente el origen de una nueva vida o ciclo vital, recién podemos respondernos la pregunta: ¿el compost es un aporte de vida a la tierra?

12218857_10154580255997316_1130569802_o

Pues, sí. Compostar es crear o propiciar el hábitat donde se van a desarrollar los seres vivos más importantes encargados de la descomposición y trasformación de la materia orgánica en nutrientes. Es un aporte de vida del que todos salen beneficiados. Además, genera efectos positivos en todos los aspectos de la vida como reducir nuestro impacto ambiental, ahorrar energía o incluso cuestionarnos si realmente los humanos estamos actuando coherentemente dentro de los sistemas naturales de los que formamos parte.

12182382_10154555134772316_355906142_n copy

Al entender los ciclos vitales nos damos cuenta que somos parte de ellos. Empezamos a pensar sistemáticamente, nada existe de forma aislada y todo está interrelacionado. Entonces empezamos a entender la posición que toman en nuestras vidas los sentimientos, las personas, las plantas, los animales y hasta las estrellas mismas. Todo toma un papel importante, nada sobra.

12210805_10154580248527316_554914393_o

Autor: Gonzalo León

Te invitamos a leer nuestros artículos: ¡CONÓCENOS MÁS!,  Conociendo gente maravillosa en nuestros talleres de compostaje urbano y ¿Sabías que el barro mejora el proceso de compostaje?


Compostaje: el inicio hacia la sustentabilidad como un estilo de vida

El compostaje es mucho más de lo que se logra ver y no solo porque el compost está hecho por microorganismos, sino también por todos los cambios que genera en uno mismo y en su entorno.

DSC_0983

Rostro de Wachuma o más conocido como San Pedro

Al iniciarnos en el compostaje empezamos a cambiar nuestra concepción de “basura”. De pronto, lo que vemos como desechos lo comenzamos a ver como fuente de energía. Seguido de esto nos volvemos conscientes del ciclo vital que permite que la vida continúe, el retorno a la tierra para la aparición de una nueva especie y un nuevo recurso; un ir y venir constante del que somos parte.

12180096_10154555134757316_1613616548_n copy

Macro de una hoja caída

Así nos damos cuenta que mantener activo ese ciclo vital permite la conservación de los recursos naturales y ecosistemas que sustentarán la vida de las futuras generaciones. En otras palabras, mantener ese ciclo vital es sustentabilidad.

12188769_10154555134777316_1134037120_n copy

Macro de un nuevo brote en un árbol

Identificamos esos organismos vivos, que juntos forman “un solo ente” que ha vivido y evolucionado en simbiosis con las plantas desde el principio de la vida en la Tierra. Esas plantas que dan oxigeno y alimento a todos los seres que habitan sobre “Ella” y que son indispensables para nuestra supervivencia.

12178198_10154555134762316_430596887_n copy

Huerto en espiral de plantas medicinales

Conforme pasa el tiempo, nos damos cuenta que hacer compost es uno de los actos de agradecimiento y generosidad más grandes que hay: es retornar y regalar más vida.

Una cosa lleva a la otra: durante el proceso nos volvemos más generosos con nuestro entorno en general. Ahora sabemos que lo que va, vuelve. Ya no nos cuesta “soltar” o “dejar ir”. Consecuentemente, la energía empieza a circular libre y al haber esta libertad nada se agota y todo se mantiene. Es decir, sustentabilidad también es libertad.

12178060_10154555134747316_155490450_n

Cosecha de tomates silvestres

Te invitamos a leer nuestros artículos: ¡CONÓCENOS MÁS!,  Compost: Ida y vuelta a la tierra y ¿Sabías que el barro mejora el proceso de compostaje?

Autor: Gonzalo León


TALLER INTERACTIVO DE LIMA COMPOST

 

“Compostar, es tomar el control del proceso natural de descomposición,
para tener como fin, un abono de alta calidad
que va a permitir un apropiado desarrollo de las plantas”.
Un aprendizaje del último taller.

DSC_0915

Una de las razones por las que hemos decidido organizar talleres, es que cada vez más, vemos gente consciente que tiene la necesidad de tomar acciones para generar un cambio hacia una vida más saludable y sostenible para el medio en el que nos desarrollamos. Nosotros hemos decidido tomar la misión de enseñar y dar las facilidades a estas personas de poder reducir su impacto ambiental y dar más fertilidad a la tierra.

Las enseñanzas que DSC_0916dimos en el ultimo taller, fueron simples. Uno puede obtener la sabiduría al observar la naturaleza y para saber hacer compost, solo es necesario estar atento al proceso natural de descomposición y conocer algunas teorías básicas que se toman como punto de partida.

Lo que compartimos fueron tips y los elementos básicos para crear un ambiente propicio en donde se pueda generar un buen compost en espacio pequeños dentrDSC_0929o de nuestro hogar.

Los participantes se llevaron a casa
unas composteras biodegradables, hechas con “cajas de madera para frutas” y cartón; con la intención de continuar con la practica de compostaje en casa.

 

Para nuestro próximo taller tendremos más para compartir.

 

DSC_0924 DSC_0931DSC_0939

AUTOR: Gonzalo León


TIPS PARA RECOLECTAR RESIDUOS

Nos hemos acostumbrado a recolectar nuestros residuos dentro de una bolsa que suele colocarse en un tacho. ¿Se han puesto a pensar cuántas bolsas plásticas hasta ahora hemos tirado innecesariamente? Incluso hay algunas personas que solo siguen consumiendo bolsas en los mercados y supermercados para tener dónde poner sus restos.

Ahora les explicaré una buena forma de recolectar los residuos sin preocupaciones de ensuciar el tacho o recipiente y sin temer a los malos olores y a una sobrepoblación de mosquitas de fruta:

  • Necesitamos un tacho o cualquier recipiente con tapa –es importante no exponer al aire libre nuestros restos ya que esto atrae mosquitas–. Es recomendable que esté en un espacio cercano al área en la que cocinamos por una cuestión de comodidad.
  • Un problema a enfrentar es el hecho de que al ser el recipiente hermético, nuestros residuos inician una descomposición anaeróbica (sin oxígeno), se lixivian muchos líquidos que se fermentan y se generan malos olores. La solución a esto es colocar materiales secos de base y sobre los residuos cada vez que se echan. Para esto se puede usar papel o aserrín, que es una muy buena alternativa ya que, al tener partículas muy pequeñas, hace contacto con todos los residuos frescos.
DSC_0562

Base de aserrín que absorberá los líquidos lixiviados por nuestros residuos frescos. También se puede utilizar papel o hojas secas.

DSC_0577

Se vierten los residuos trozados sobre la base de aserrín

DSC_0592

Cada vez que echamos residuos frescos, colocamos sobre ellos un puñado de aserrín o cualquier material seco trozado

Para los que ya compostan, les recomiendo que corten en pequeñas partes los residuos para lograr el ahorro de espacio y para que luego, cuando vaya al compost, el proceso de descomposición sea más acelerado. Además, debido al aserrín, se ahorra tiempo en hacer la mezcla: se pone un poco de agua para humedecer, se remueve un poco, y si es necesario, se agrega un poco más de materiales secos.

Residuos de un desayuno

Residuos de un desayuno sin trozar

DSC_0560

Mismos residuos del desayuno trozados, ahorramos espacio y al ser compostados se degradan más rápido.

Si se preguntan qué se puede hacer con los restos plásticos, los ecoladrillos son una excelente solución ya que estos ayudan a reducir al máximo nuestro consumo. Nuestras amigas de Wallpay nos han compartido un PDF de una guía donde explican qué son y cómo se hacen. Puedes descargar la guía aquí.

Si quieres seguir paso a paso el proceso luego de recolectar los residuos te dejamos el vídeo perfecto: Haz compost en casa o departamento.

AUTOR: GONZALO LEÓN