¿Sabías que la borra de café está mejor en el suelo que en la bolsa de basura?

¿El CO2 va a los árboles?

Cuando alguien te diga que los bosques capturan carbono proveniente de la contaminación de nuestras ciudades, créeles; pero, inmediatamente, pregunta en qué parte exactamente del bosque está.

Lo cierto es que el suelo contiene desde el 75% del carbono que capturan los bosques, campos para producción agrícola, agroforestal, etc., y este valor puede llegar hasta un 99%. Por ejemplo, los bosques de café captan desde 77 hasta 200 toneladas de carbono por hectárea de cultivo cada año. De este valor, todos los árboles que están contenidos capturan hasta un 10%; lo demás está en el suelo (Banco Mundial, 2002).

También es bueno saber que el suelo es la segunda reserva de carbono terrestre en la Tierra. El suelo absorbe el carbono de la atmósfera y con este restablece su salud a través de diversas estrategias como la gestión del agua, residuos, nutrientes; la restauración de suelos y, entre ellas: el compostaje (FAO; Earth Eats, 2017).

¿El compostaje ayuda a capturar CO2?

El compostaje es importante pues contribuye de manera positiva a restaurar la calidad del suelo para secuestrar carbono en ellos. Las aplicaciones de compost permiten una acumulación de carbono orgánico en el suelo, como una reducción de la velocidad a la que la materia orgánica se agota en ellos (Science 2.0, 2008). Esta técnica promueve además una mejor salud del suelo, una mejor capacidad de retención de agua después de su aplicación, entre otros (The Organic Force, 2011).

En Lima Metropolitana, producir compost debería ser una tarea fácil. El 50% de las más de 8 toneladas de residuos generales que son generados diariamente provienen de fuentes orgánicas; es decir, se pueden compostar (MINAM, 2018).

Y, ¿cuántas personas hoy en día compostan? La comunidad Lima Compost cada dos meses produce 8kg de este material en base a residuos orgánicos, y solo con las primeras 1000 familias se obtiene alrededor de 48 toneladas de compost por año (Fuente: propia).

El café también es un compuesto orgánico rico en carbono que debería compostarse. Este puede contribuir de manera positiva a restaurar la calidad del suelo. El uso del café para las plantas puede realizarse como parte de la pila de compost o como recubrimiento para suelos de hasta 1cm. En las proporciones adecuadas para la pila, de 10 a 35% de borra de café, este compuesto provee a los suelos de diversos beneficios (Succulent Avenue, CompostBinHQ, 2018; Sunset).

¿El café es bueno para el suelo?

Gracias a su estado natural de acidez leve, el café facilita la regulación del pH de la pila de compost y con esto se obtiene una adecuada temperatura a lo largo de la producción de este y después de su aplicación (Oregon State University, 2019; Cornell Composting, 1996, Survival at Home).

También, las borras de café mejoran la estructura del suelo en el corto y largo plazo. Su estructura física le permite al compost una retención adecuada de agua y una correcta ventilación. Este compuesto inserta al suelo nitrógeno en cantidades adecuadas, además de fósforo, potasio, magnesio, cobre. También, el café funciona como repelente de pestes y alimento para las hormigas (CompostBinHQ, 2018; Cervantes, R., 2015; Gardener Online, 2009; Sunset, Vigilante, 2017).

Screen Shot 2018-08-04 at 11.26.15 AM

El café puede añadirse directamente a la tierra o a una pila de compost.

¿Cuánto café se puede compostar?

En Lima, el consumidor de café es atribuido a más del 70% de la población y el número de cafeterías ya superó las 3000 (IPSOS y Perú-Retail, 2017). Por ejemplo, las más de 100 tiendas de Starbucks en Perú venden desde 300 bebidas de café por día, y pueden llegar a 1000 transacciones (Fuente: propia).

El residuo del café de una cafetería de Lima tiene la misma disposición que los residuos generales. Esto significa que entre 5 a 10 kg de café diarios por tienda se colocan en bolsas de basura antes que en pilas de compost (Fuente: Propia).

¿Cuánto carbono en el suelo es de café?

Si a cada kilogramo de compost producido se le agrega un 25% de esta potencial materia prima, el carbono que se fija en el suelo gracias al café sería 13g (The Organic Force, 2011).

Considerando este porcentaje, la producción anual de Lima Compost podría contener hasta 12 toneladas de café por año. Esto corresponde a más de 600kg de carbono fijado en el suelo solo gracias al café.

También podemos estimar que las 30 toneladas de café que descartan diariamente las cafeterías de Perú favorecerían al retorno de casi 2 toneladas de carbono a la Tierra. Y no solo eso, también en forma de compost, el café puede sanar los suelos y alargar su vida.

Y tú, ¿ya compostas tu café? 😉

Mar Franco

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s